Argentina aprueba creación de Sindicato de Puesteros

Puesteros estiman recaudar para el Estado U$S 13 Mil Millones

El recientemente creado Sindicato Único de Trabajadores de Ferias de la República Argentina -SUTFRA-, aprobado en julio de 2019 por el Gobierno Nacional mediante Resolución 534/19 y publicada ese mes en el Boletín Oficial, por intermedio de su Secretario General, Walter Godoy, anticipó que "vamos a trabajar muy fuertemente para combatir y para que dejen de existir las mafias que rodea a las ferias y a los mafiosos que las regentean", y sin eufemismos, Godoy apuntó al corazón del problema, "personas como Jorge Castillo, de la Feria Punta Mogotes (preso), "Quique" Antequera, de Urkupiña y Mery, de Ocean (prófuga de la justicia) le hicieron y le hacen mucho daño a la actividad y al Estado Nacional".

Desde el gremio adelantaron que "la intención es ordenar una actividad que hoy transita por la vía de la irregularidad y que podría aportarle a las arcas del Estado cerca de u$S 13 Mil Millones que hoy se pierde de recaudar".

Godoy es optimista cuando se le consulta sobre las proyecciones económicas del sindicato de Puesteros, "el proyecto es ambicioso pero realizable".

La realidad del sector muestra que en la actualidad, según números del INDEC, la Población Económicamente Activa (PEA), en Argentina, ronda los 23.780.000 personas.

Según coinciden  la OIT, CAME, el Observatorio de la Deuda Social de la UCA, la CETEP, el ex Ministerio de Trabajo Empleo y Seguridad Social de La Nación y el Banco Mundial, la economía informal en Argentina ronda el 47,7 % de la PEA.

De acuerdo a datos elaborados por el Sindicato Único de Trabajadores de Ferias de la República Argentina, la actividad Feriante/Puestera representa el mayor porcentaje de la economía informal del país, llegando en la actualidad al 21,9 % de la PEA, dividida de la siguiente manera: 12,5 % son Puesteros que trabajan en Outlets, en las llamadas Saladas, Saladitas, Mercados de Pulgas, Mercados Persas o Paseos de Compras, 9,4 % son feriantes que trabajan en Mercados Barriales, Ferias Itinerantes, Ferias de Colectividades, Ferias a Cielo Abierto, Ferias Populares, ferias de interés cultural, Ferias Regionales, etc.

Estos números muestran que existen más de 5.000.000 de Trabajadores Feriantes/Puesteros, a los que hasta hoy, el Estado Nacional, no reconoce como Trabajadores Independientes. Se los denomina, casi despectivamente, trabajadores Informales, en negro e incluso ilegales. 

Godoy enfatiza el rol del sindicato de Puesteros, "queremos darle la dignidad que hoy no tiene el trabajador que ocupa un puesto de feria, prestándoles servicios sociales, ayudarlos a la hora de tener que negociar un contrato en una feria para que no los estafen o roben, e incorporarlos a la economía formal, que puedan ser sujetos de crédito y que tributen todas sus obligaciones impositivas".

Los números crudos de la actividad. 

El Estado pierde de recaudar U$S 13.250 Millones

Como se menciona en el título de este informe, el Sindicato de Puesteros estima recaudar, una vez incorporados la totalidad de los trabajadores del sector, que rondan los 5 millones, cerca de U$S 13.250 Millones/Año.

Del total de trabajadores que se estima tiene la actividad, al día de hoy, cerca de 1.200.000 está inscripto en alguna categoría baja del Monotributo.

Una de las finalidades que persigue el Sindicato de Puesteros es ir incorporando al sistema a los 3.800.000 restantes a través de las registraciones impositivas correspondientes, con lo cual, además poder contar con los beneficios gremiales, accederían a una serie de ventajas, sociales y comerciales, que hoy no tienen.

Esos 3.8 millones de nuevos contribuyentes representan un incremento superior al 150% del padrón actual de monotributistas que tiene la AFIP en sus bases de datos.

Hay que multiplicar todo por 5 Millones de puesteros

Una vez que ese total de puesteros esté debidamente registrados y a valores de hoy, el Estado Nacional podría estar recaudando por cada uno a razón de $1904,98 (Categoría D de Monotributo), lo que equivaldría a $7.238.924.000 por mes.

Si además le sumamos el tributo por Ingresos Brutos (II.BB) de cada uno de los Puesteros, que es de $1208,62, eso totaliza $4.592.756.000 mensualmente, lo que totaliza una recaudación mensual cercana a los $11.831.680.000.

Godoy pretende blanquear la actividad feriante en su totalidad, no sólo lo que respecta al

trabajador de puestos, sino también las relaciones contractuales con los dueños de los espacios en alquiler. Por eso, a la cuenta anterior, el Sindicato de Puesteros hace la siguiente estimación.

Si se toma un alquiler promedio bajo, de $30.000 (hoy rondan entre los $50 a $160 Mil), los

empresarios deberían abonar el correspondiente Impuesto a los Sellos, que hoy evaden y que es del 1,4% del total de cada contrato celebrado, los que en su mayoría son a 36 meses, la cuenta sería $30Mil x 36 meses = $1.080.000, si a esta cifra se le aplica el 1,4% da $15.120 por cada uno de los 5 millones de contratos que se firman, o sea $2.100.000.000.

Otro tanto ocurre con el 8% que están obligados a tributar los arrendatarios de predios feriales, que evaden, cifra que trepa a los $12.000.000.000, más el IVA correspondiente a esos contratos, que según los cálculos del Sindicato de Puesteros suma $31.500.000.000, más el Impuesto a las Ganancias que se calcula en $4.365.000.000.

Si se suman las cifras mencionadas en negrita: $11.831.680 Millones + $2.100 Millones +

$12.000 Millones + $31.500 Millones + 4.365 Millones, suman $61.796.680.000, que es lo que el Estado Nacional está dejando de percibir mensualmente. Esta cuenta no contempla las tasas municipales por Seguridad e Higiene, ABL, cánones por habilitaciones, etc.

Si dolarizamos la cifra, nos encontramos con que el Estado pierde de recaudar unos U$S 1.104 Millones al mes, lo que anualizado da U$S 13.248 Millones.

image3
image4

Debate en Argentina

Falsa polémica tuitera: el Estatuto del CONICET protege los derechos de los científicos

La experimentada periodista Andrea Gentil, conocida y reconocida divulgadora de temas científicos, médicos y tecnológicos, se mete en un debate caliente en estos días, relacionado con los dichos del candidato a Presidente por el Frente de Todos (Peronista), Alberto Fernández.

La polémica nació, con fuerza, en Redes Sociales, prendió y se trasladó a los medios de comunicación tradicionales y ahora la sociedad habla del tema, la mayoría desconociendo de qué se trata.


*Andrea Gentil

La batalla que parece haberse desatado en las últimas 48 horas en redes sociales respecto del sistema científico tecnológico argentino, y que luego saltó a algunos medios de comunicación nacional, es apenas una muestra de lo que serán los meses que nos separan hasta las elecciones de octubre. Una batalla que tiene más de provocación, noticias falsas, adjetivos calificativos desbordados y paranoia, que de propuestas y análisis de situación.


Si hay algo que ha caracterizado al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, CONICET, han sido las garantías establecidas específicamente en cuanto a libertad de conciencia y de expresión. Una libertad que figura en el mismo Estatuto de las carreras del Investigador Científico y Tecnológico y del Personal de Apoyo a la Investigación y Desarrollo, Ley Nro. 20.464, sancionada el 25 de mayo de 1973.


El artículo 18 de dicha ley señala expresamente, entre otros aspectos: “Son derechos del personal perteneciente a este régimen: la estabilidad, condicionada exclusivamente a la realización de sus tareas y al cumplimiento de las obligaciones que le impone el presente Estatuto”. Como complemento, la ley establece en su artículo 27 como derechos universales reconocidos a los científicos y técnicos los de “desarrollar sus investigaciones en el clima de libertad académica creativa” y “la plena autonomía en el ejercicio de su disciplina, sometida tan sólo a las exigencias propias de los niveles de experiencia que hubieran alcanzado”.


En resumen: no hay razones objetivas para que un investigador del CONICET tema por su estabilidad laboral por razones exclusivamente políticas, porque el estatuto  lo protege de despidos arbitrarios, ajenos al cumplimiento de sus obligaciones laborales específicas.

El CONICET es un organismo signado por la más amplia libertad de pensamiento y expresión a punto tal que no es raro que entre sus miles de integrantes haya con cierta regularidad fuertes intercambios dialécticos referentes a tal o cual posición ideológica, partidaria o teórica. ¿Acaso esa libertad no es imprescindible para el trabajo propio de un científico, sea en el área de las ciencias experimentales, de las ciencias de la vida, o de las ciencias sociales?


Ni durante el radicalismo, el menemismo, la Alianza, el kirchnerismo ni lo que va del macrismo ha habido despidos por razones políticas en el organismo. Lo dicen todos aquellos investigadores e investigadoras de buena fe. Y no es que hayan faltado críticas ni a las gestiones anteriores ni a la actual.


Que 8.800 investigadores, docentes, técnicos, becarios y administrativos hayan firmado y entregado ayer un documento de apoyo al candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, tiene que ver con la situación de ajuste y desfinanciamiento que vive el sector desde hace tres años y medio. Y sí, es sin dudas un hecho político. El texto especifica que los firmantes buscan “colaborar en la recuperación e impulso a un modelo de desarrollo productivo y sociocultural que promueva la inclusión y la justicia social, apoyándose en la ciencia, la tecnología y el conocimiento generados en nuestro país”. Y pone cuidado de expresar que esa postura de defensa no es unívoca y que está planteada “desde una perspectiva pluralista, desde un colectivo que incluye personas con historias y visiones políticas diversas”.


Nadie que trabaje dentro del sistema científico tecnológico argentino, y específicamente como miembro del CONICET, ignora que la diversidad es un distintivo del organismo. Nadie que esté en contacto con los investigadores, técnicos y docentes desconoce que las tensiones político ideológicas son una constante en el sector. Todos tienen historias que describen cómo, llegado el caso, cuando un laboratorio tiene problemas presupuestarios otros salen (de poder hacerlo) en su ayuda, sin preguntar a qué partido o coalición política vota cada quién.


Y ojalá así siga ocurriendo, por el bien de toda la sociedad.

Andrea Gentil

Es una periodista argentina de extensa trayectoria, conocida y muy reconocida divulgadora de temas científicos, médicos y tecnológicos.

Gentil escribe y publica en distintos medios de comunicación, destacándose como Editora en Revista Noticias de República Argentina.

También es Cofundadora y Editora de Neo Mundo (neomundo.com.ar)

Lea la nota completa de Andrea Gentil en este Link:
image5

Desde comer de la basura a disfrazarte de pobre: así venden la pobreza en España.

El Blog Diario Público, con la firma de la periodista Alejandra de la Fuente, publica una interesante nota que acá reproducimos.

Son 9 "tips" para disfrazar la pobreza, creciente en España, y hacerla ver como algo "Cool", algo que roza lo perverso.

 

La precariedad laboral tiene consecuencias directas sobre quienes la sufren y, dependiendo del grado, estas pueden ser más o menos palpables.

Aunque el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González lo negase, una de las consecuencias más visibles es el sobrepeso, ya que la precariedad obliga a los trabajadores a comer comida de peor calidad y, en muchas ocasiones, precocinada por falta de tiempo.

En España, un país con más del 14% de trabajadores pobres, está empezando a emerger una tendencia muy perversa: hacer creer a las personas que la pobreza es algo «cool».

 En los últimos años hemos podido ver cómo varios medios de comunicación y personajes famosos han normalizado y tildado de “guays” situaciones que viven los trabajadores precarios todos los días y que de “guays” no tienen absolutamente nada. En este artículo vamos a repasar algunas de ellas.

1. TRUCOS PARA CALENTAR LA CASA EN INVIERNO

Durante el invierno de 2015, El País publicaba el siguiente artículo: “9 trucos para calentar la casa sin encender la calefacción”. Entre los “trucos” se podía leer “utilizar una manta” o “hacer deporte” para calentarse. Con este artículo se normalizaba la pobreza energética, una problemática que lleva consigo enfermedades respiratorias y cardiovasculares, entre otras.

 2. EL ‘FRIGANISMO’: LA MODA DE COMER DE LA BASURA

Un año más tarde conocimos el ‘friganismo’ en otro artículo titulado: “Friganismo: la última dieta hipster es coger comida de la basura”. El artículo dice literalmente: “Si te comprometes a no comprar comida y a no comer/cenar fuera de casa, el dinero que te ahorrarás puede traducirse a nuevas formas de invertirlo”. De nuevo se romantiza la pobreza, en este caso una pobreza tan extrema que empuja hasta el límite de la marginación a muchas familias en nuestro país.

 3. COMPARTIR TRABAJO Y SALARIO

El pasado 26 de mayo nos enteramos de que un repartidor de Glovo moría atropellado mientras trabajaba. A los pocos días, la prensa explicó que el repartidor fallecido estaba subcontratado por otro trabajador. Ambos “compartían” el trabajo y el salario de la cuenta que uno de ellos tenía en Glovo.

El hecho de que dos trabajadores compartiesen salario y trabajo escandalizó a muchos, pero la cosa cambia si lo hace “personal de responsabilidad”.
En un artículo de El País publicado en 2016 y titulado “Yo comparto mi empleo y mi salario” ya hablaban de esta tendencia, “un modelo que permite ocupar puestos de responsabilidad a trabajadores que no quieren o no pueden trabajar una jornada completa”. Es duro ver la diferencia entre ricos y pobres.

 4. EL ‘NESTING’: NO SALIR DE CASA DURANTE EL FIN DE SEMANA

En marzo de 2017 conocimos otra tendencia muy moderna llamada ‘nesting’, que básicamente consistía en no salir de casa durante todo el fin de semana por no tener dinero para hacerlo. La forma de “venderlo” es importante, ya que no es lo mismo explicar que en plena crisis muchos españoles no pueden ir a tomar algo durante el fin de semana porque no tienen ni un euro que venderlo así: “No salir de casa en todo el fin de semana rebaja la ansiedad e ilumina la mente”.

5. EL ‘CO-LIVING’: COMPARTIR PISO PORQUE EL ALQUILER ES CARÍSIMO

Obviamente otra consecuencia de la precarización es la dificultad de independencia. El hecho de alquilar una casa de forma individual o en pareja se vuelve imposible debido a los precios. Por eso se inventó el ‘co-living’ que suena muy hípster, pero que básicamente es el resultado de no poder alquilar un piso. En noviembre de 2018 El Mundo titulaba así: “El ‘co-living’, la nueva moda de casa compartida se planta en Madrid”. De nuevo una consecuencia de la pobreza se convierte en una “moda”.

 6. LA «MODA» DE VESTIRSE DE «POBRE»

Durante el año 2018 también se puso de “moda” entre los «ricos» vestirse de “pobre”. ¿Por qué? Porque vestir en chándal sólo está al alcance de los que ocupan una situación social de privilegio ya que nadie les va a decir absolutamente nada. ¿Os imagináis que una productora no contrata a Justin Bieber por vestir en chándal y gorra? Inviable.

 7. POSAR CON ROPA CARA PERO CON UNA MOCHILA DE ‘GLOVO’

En febrero de este año, la revista Glamour lanzó un reportaje de modaen el que mezclaban ropa de Prada y Gucci con mochilas de reparto de Glovo. En las imágenes se puede ver a las modelos repartiendo por la calle (andando y en bicicleta) con trajes de cientos de euros y una mochila de la marca Glovo. Una ropa que evidentemente no se puede permitir ningún ‘rider’.

 8. EL ‘BOOM’ DE NO TENER LAVADORA

La última polémica ha saltado con un artículo de El Periódico titulado: “España se apunta al ‘boom’ de hacer la colada fuera de casa”. Esta práctica, de nuevo, se debe a la precariedad laboral ya que hay muchos trabajadores que no pueden permitirse una casa en la que quepa una lavadora o no disponen del dinero suficiente para arreglarla si esta se les estropea. Es un ‘boom’, sí, pero sólo entre las personas que sufren precariedad ¿o alguien ha visto un ejecutivo tomándose un café de Starbucks mientras se lavan sus sábanas?

 La idealización y normalización de la pobreza y la precariedad es un arma muy peligrosa. El no tener dinero para una lavadora no es un ‘boom’, tener que comer de la basura no es una “dieta hípster” y el no poder salir de casa durante el fin de semana no es una “moda que rebaja la ansiedad e ilumina la mente”, son problemas reales que sufren los españoles a diario y convertir problemas reales en cosas “guays” lo único que consigue es eliminar la problemática existente en el imaginario colectivo y enterrarla bajo toneladas de frivolidad. 

Alejandra de la Fuente

La precariedad laboral tiene más de mil caras, más de mil nombres. MierdaJobs tiene el objetivo de mostrar la realidad que se esconde tras contratos inexistentes, falsos autónomos, horas extras sin pagar, amenazas y fraudes laborales. Su creadora, Alejandra de la Fuente, navega entre ofertas y entrevistas para desenmascarar el lado oscuro del 'empleo', por llamarlo de alguna manera. La cuenta de Twitter @JobsMierda ha sido desde septiembre de 2018 el altavoz de denuncia de todos los trabajos de mierda que se pueden llegar a ofertar. Ahora se expande y amplía horizontes con este blog. Twitter: @JobsMierda Facebook: Mierda Jobs Instagram: Mierdajobs
 

https://blogs.publico.es/mierdajobs/2019/07/31/de-comer-de-la-basura-a-disfrazarte-de-pobre-asi-nos-venden-la-pobreza-como-algo-guay/
image6

Artículo publicado por el matutino de Argentina La Nación

Mitos y verdades a la hora de sacar un pasaje de avión

 

El día y la hora ideal para sacar el vuelo, aprovechar las promociones o rastrear precios desde una ventana de incógnito son algunos de los consejos que se suelen dar para obtener un pasaje. Sin embargo, muchos de ellos son meras fábulas que se generaron históricamente alrededor de la industria aerocomercial y no se cumplen en la práctica. Otras, en cambio, son ciertas.

Para conocer cuáles son las mejores recomendaciones a la hora de comprar un ticket, LA NACION consultó a distintas agencias y aerolíneas que desmitificaron algunos dichos y confirmaron otras cuestiones a tener en cuenta.

Sacar el pasaje con anticipación

En relación con el momento ideal para sacar un pasaje, hay dos versiones que circulan en el sector: la primera dice que mientras mayor sea la antelación para comprar el ticket, mejor será el precio; otros consideran que sobre la fecha del viaje se puede obtener alguna promoción de último momento.

Según distintas agencias y aerolíneas, el llamado "last minute" (último minuto) no existe, sino que los precios dependerán de la variación entre el nivel de ocupación del avión y la demanda de ese destino a medida que se acerca la fecha de salida del viaje.

"Encontrar un buen precio lleva tiempo. Es el juego de la paciencia", comentó Matías Mute, cofundador de Promociones Aéreas y agregó: "los mejores precios se encuentran entre tres a seis meses de antelación promedio".

Los vuelos en general salen a la venta 11 meses antes del momento del despegue y se recomienda sacar el pasaje con seis meses de anticipación. Sin embargo, entre los representantes del sector coincidieron en que es recomendable seguir la ruta de los precios del destino al cual se quiere viajar durante un tiempo hasta encontrar el valor más conveniente.

Comprar los pasajes los martes

El primer mito que desmienten en el sector es aquél que dice que los martes hay pasajes más baratos. Las aerolíneas se rigen por la ley de oferta y demanda y, en general, los fines de semana viaja más gente, con lo que es más probable que haya mayor desocupación (y mejores ofertas) en los días hábiles, pero nada indica que los martes se vendan pasajes más económicos.

En general, las agencias y aerolíneas consideraron que es más acertado observar las temporadas altas y bajas, además de prestar atención a promociones puntuales.

Las promociones

Fechas de ofertas como el CyberMonday, el Hot Sale o el Black Friday son reconocidas por brindar descuentos en distintos rubros. Uno de los principales es el turismo. Sin embargo, especialistas advirtieron sobre algunas cuestiones: en primer lugar, que, si bien pueden encontrarse buenos precios, el mejor beneficio suele estar en la financiación.

Por otro lado, también reconocieron que las promociones no sólo se utilizan en esas fechas en especial, sino que desde el año pasado, por efecto de la devaluación, se lanzaron como mecanismo para mejorar las ventas, incluso en temporada alta.

Además, se aconseja prestar atención a las condiciones de las ofertas. Por ejemplo, que algunas promociones se destinan sólo a un cupo determinado y la duración puede ser muy breve, con lo que sólo se aplicará para algunos pasajes.

Ser flexible

La flexibilidad para elegir pasaje es la característica más importante para conseguir un buen precio. Así, las personas que no tengan restricciones para viajar en un día u horario determinado probablemente encuentren mejores precios porque podrán elegir los momentos en que los niveles de ocupación no sean tan altos y los costos se abaraten.

Cookies

Otro de los mitos que señalan las agencias y aerolíneas es el que sostiene que, si se buscan pasajes el sistema detectará esa demanda y ofrecerá precios más altos, mientras que si se accediera a las páginas a través de un incógnito se podrían encontrar precios más atractivos.

Por el contrario de lo que se dice, Julian Gurfinkiel, cofundador de Turismocity, indicó que si un usuario comienza una búsqueda, los sistemas permitirán brindar mayores opciones que se adapten a lo que el usuario solicita.

Por: Julia D'Arrisso

La Nación

Datos adicionales

  

En las fiestas es más barato

Si bien entre las aerolíneas sostienen que no hay ninguna fecha en particular donde se vendan vuelos más baratos, sí reconocen que durante los feriados, los días festivos o previo a ellos se llenan los aviones y los precios suben, pero el momento donde suenan las campanas de Navidad y Año Nuevo es una excepción porque no suele haber gran ocupación y los valores pueden ser más accesibles.

Pasar el sábado en destino

Una de las afirmaciones más desconocidas a la hora de sacar un pasaje de avión tiene que ver con lo que se denomina "pasar el sábado en destino". Esto hace referencia a la distinción que hacen las aerolíneas entre el turista y el viajero de negocios.

Obtén más información

Publicado en el Diario de Argentina La Nación en 19/02/2019

Mindiptana, el pueblo indonesio que le ganó las siglas a Mar del Plata

  

Un galpón con tres portones, pintado de blanco y celeste. Una cinta de asfalto gris desgranado sobre tierra húmeda removida y un tupido bosque de árboles verdes alrededor. Nada más. Solo con eso, un aeropuerto de Indonesia logró en 1945 ganarle las siglas a Mar del Plata.

-¿Mar del Plata? No, no conozco esa cosa -le dice Tatang M. Badri a LA NACION. El hombre vive en Mindiptana, un pueblo con dos habitantes por kilómetro cuadrado, ubicado en la provincia de Papua, a 3700 kilómetros al este de Yakarta, la capital de Indonesia.

Hace 74 años, en esa inhóspita tierra, un grupo de aldeanos achinó aún más sus ojos, sonrió para la foto y cortó las cintas de inauguración de su primer y único aeródromo, "Bandar Udara Mindiptana", al que la Asociación Internacional de Transportes Aéreos (IATA, por sus siglas en inglés) le dio la identificación mundial de "MDP".

Tres años más tarde, en 1948, una escena similar se repetía, pero en la localidad balnearia de Mar del Plata, Buenos Aires, Argentina. Era el primer mandato del presidente Juan Domingo Perón.

El Comando en Jefe de la Aeronáutica Argentina notó que la ciudad empezaba a tener mucha actividad aérea y entonces decidió enviar un grupo de hombres para formar la "Base Aérea Militar Mar del Plata".

El 15 de febrero de 1952, Perón firmó un decreto y creó el Destacamento Aeronáutico Mar del Plata. Pero ya era tarde para quedarse con las siglas que les correspondían. Mindiptana se las había ganado, y a los marplatenses no les quedó otra que conformarse con la identificación internacional "MDQ".

"La IATA pone sí o sí un código de identificación de tres letras para cada aeropuerto del mundo. Como la letra pe estaba ocupada, nos otorgaron la letra cu, que es la que sigue en el alfabeto", explica a LA NACION el jefe del Aeropuerto de Mar del Plata, Carlos Ferro.

Una aldea insólita

El terreno de Mindiptana es muy plano y un clima de selva tropical prevalece en la zona. La temperatura media anual es de 21 grados y allí las precipitaciones son significativas. Por ejemplo, el mes más seco llueve en promedio unos 372 milímetros.

En su sitio de Wikipedia, el aeropuerto Mindiptana tiene una descripción que ocupa apenas un reglón: "Ubicado en Andopbit Village. Tiene un tamaño de pista de 1950 por 45 metros".

No tienen página web oficial, pero sí una en Facebook en la que esporádicamente publican las frecuencias de los vuelos, consejos para sus pasajeros y algún que otro saludo para Navidad o Año Nuevo.

Según informan ahí, al pueblo solo llega un vuelo por día, operado por la aerolínea Susi Air y proveniente de Merauke, una localidad que sirve como puerta de entrada principal a varios destinos turísticos de alrededor.

El avión de Susi Air es un Cessna Grand Caravan C208B, que data de 2004. Tiene 12 asientos de cuero, aire acondicionado y alcanza una velocidad de 300 kilómetros por hora, como un crucero.

Esta empresa es conocida en ese país por contratar pilotos extranjeros, principalmente de países europeos o de norteamérica, debido a la deficiente formación de los pilotos locales.

Cómo llegar

Si a un argentino se le ocurre vacacionar en Mindiptana (?) tiene que saber que no le será nada sencillo. Deberá emprender un vuelo con siete escalas: Sao Pablo (Brasil), Madrid (España), Dubai (Emiratos Árabes), Soekarno-Hatta (Indonesia), Sultan Hasanuddin, Sentani, Merauke.

Desde el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, en Buenos Aires, y contando el tiempo de espera en las terminales, el viaje a "MDP" dura al menos 55 horas y el costo total ronda los $289.961.

Maximiliano Buss

La Nación


Bandara Distrik Mindiptana

https://www.youtube.com/watch?time_continue=8&v=bnpoc3TOxGw






image7